This web uses cookies to enhance your user experience and that of third parties derived from your use of our web, of social medias, as well as to improve the usability and information of it with Google Analytic. Personal details are not consulted. If you continue to navigate we consider that you accept their use. You can change the configuration and obtain more information here.

logo Nasty Garage

NASTY MONDAYS 12 YEARS AND COUNTING REVIEW

El pasado lunes celebramos 12 años de Rock and roll. 
12 años brindando los lunes y sufriendo las consequencias los martes. 12 años de gamberrismo, desfase y risas entre colegas. 12 años siendo fieles a unos valores y a una actitud, sintiendo y defendiendo unos colores. 
Hermanados bajo nuestro estandarte, la calavera y el ancla.

Lo que empezó como una fiesta entre colegas en 2005 creció, explotó y se convirtió en un movimiento consolidado que invita a romper con los principios y tópicos obsoletos que nos intentan imponer. Bailando y rugiendo en lo que a priori, parecía
el peor día de la semana...

Sin más rodeos. Fue un placer reencontrarnos con viejas amistades, conocer nuevas caras y brindar por los que ya no están, celebrando entre todos lo que para nosotros es una fecha a recordar. #12yearsandcounting empezó con el ya habitual preshow en nuestra casa Nasty Garage, que ambientamos especialmente para la ocasión con motivos de feria. Una caseta de tiro vintage, dardos y algodón de azucar para todos los invitados. La cena fue a manos de Chingón y los postres marca de la casa Luigi's. Entre cerveza y cerveza, hit de dj Yoda y partidita de pinball Soren & Max dieron su speech de agredecimiento a todos los que hicieron posibles estos 12 años a contracorriente. Finalmente los chicos de Blackboots nos deleitaron con un avance de lo que será el documental de nuestra historia, "Against all odds".

                                                      

Cuando al fin brilló la luna, la fiesta siguió en nuestra segunda casa en el Paral·lel barcelonés. Se dice que Apolo, hijo de Zeus y Leto, es el diós de la luz, la razón y el equilibrio. Pero creedme amigos, lo que pasó en Apolo fue más bien Dionisíaco. Nuestra emblemática sala, vestida con sus mejores galas, recibió a un público sediento de Rock. Un público que no dudó en vencer la espera que supuso la larga cola que salía de Nou de la Rambla. La espera fue recompensada, con un parche commemorativo y con los estelares Sören & Max. Que una vez más nos hicieron bailar con guitarras, saltar en cada solo, emocionarnos con cada balada y gritar alzando la copa en cada himno rockero que pincharon. La [2] también retumbó debidamente a ritmo de Nasty Bass.
                                                                                                                                        

                                                      

Después de la tormenta llega la calma, después de Nasty Mondays la resaca. Pero una resaca con sabor dulce, una resaca que invita a más. Porque no queremos ser solo una fiesta, queremos ser ¡mucho más que eso! Y nos gusta levantarnos (por mucho que cueste) a pillar olas en la Barceloneta los martes, coger la lambretta e ir a tomar otra cervecita para recordar la noche en Crappy. Patinar las calles de nuestra preciosa Barcelona, saltar a ritmo de hit los jueves.
Tenemos muchas movidas entre manos. Este fin de semana riparemos en la Total Fight andorrana, proximamente reuniremos a la escena del surf y los amantes de la Pizza en un evento de concienciación medioambiental... 12 años y contando, ¡esto sigue amigos!

https://www.youtube.com/watch?v=NG1qYvNB_Mw&feature=youtu.be